Hoy nos ha emocionado una carta de amor que ha caído en nuestras manos.

Las palabras de los niños impregnadas de sinceridad nos permiten comprender esa magia que a veces ocurre y se llama, conexión. No nos cabe duda que entre un niño y su abuelo o abuela, puede ser absolutamente mágica.

¿Alguna vez has pensado esto sobre tus abuelos? ¿Te han dedicado unas palabras parecidas? La compartimos contigo, esperamos que la disfrutes tanto como nosotros.

“La abuela es una mujer que no tiene sus propios hijos. Ella ama a los niños y niñas que son los hijos de otras personas. El abuelo es como una abuela masculina. El abuelo da largos paseos con los muchachos, y juntos hablan sobre la pesca y otras cosas. Las abuelas no tienen que hacer nada, sólo vienen de visita. Los abuelos son viejos, así que no deben correr o dar muchos saltos como nosotros. Pero pueden llevarnos a una feria, y parece que tienen mucho dinero, porque siempre nos dejan montar en el carrusel. Mientras que cuando estamos fuera dando paseos, paran a menudo para observar con detenimiento todo tipo de cosas, como hojas bonitas, orugas o mariposas. Ellos nunca nos dicen “date prisa”. Llevan gafas y pueden quitarse los dientes. Las abuelas no tienen que ser súper inteligentes, solo lo suficiente para responder a preguntas importantes, como “¿por qué persiguen los perros a los gatos?”, O “¿dónde está la cabeza del gusano?” Cuando nos leen historias para acostarnos, nunca se saltan nada o nunca nos dicen que ya hemos leído este cuento. Todo el mundo debe tratar de asegurarse de tener una abuela o un abuelo, porque son los únicos adultos que encuentran tiempo para los niños.”

Fuente: deti.mail

Imagen: By Leandro Neumann Ciuffo (Flickr: Carrousel de Amélie Poulain) [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons