Muchos conocemos la historia que se volvió viral sobre la primera cafetería de Starbucks en México manejada por personas mayores, y al respecto solo tenemos algo que decir:

¡MAS EMPLEOS PARA MAYORES, CON CALIDAD Y CALIDEZ!

Y nunca mejor dicho, calidad y calidez son palabras que debemos tomar en cuenta al momento de incentivar espacios para ellos en el campo laboral, y no es que digamos que el oficio de empacador en las tiendas de autoservicio sea malo, si no que merece y vale la pena mirar a otros lados en busca de trabajos que impliquen una mayor actuación y protagonismo para las personas mayores.

Francisco Olavarría tuvo la oportunidad de venir a visitar nuestras tierras mexicanas, y se llevo el gran sabor de boca de compartir charla con los baristas de aquel café ubicado en Coyoacán, y eso motivo una charla personal sobre la importancia de ver en los mayores el potencial que tienen y los beneficios de contar con los espacios necesarios para que ellos continúen laboralmente activos y con todas las garantías que se precisan como personas que trabajan, tanto por gusto como por tener un ingreso económico.

Todos los proyectos que implementen modelos tanto laborales como de desarrollo personal que estén enfocados a las personas mayores supondrán un éxito progresivo, y es que el exponencial crecimiento y la inminente inversión de la estructura poblacional no deben significar otra cosa que no sea: enfocar nuestros esfuerzos en garantizar que el envejecimiento propio y de los otros sea con el mayor numero posible de opciones para hacer y desarrollarse.

Adultos mayores rescatan historias de barrio con caminatas patrimoniales

 

Hablamos entonces de inclusión, de apertura, y no fomentar aquella imagen en que, las personas mayores ya no desean hacer nada o quieren todo hecho” modelos como el de Starbucks hacen pensar que por un lado no solo se abre un espacio laboral para las personas mayores, si no también, se incentiva a que ellos, acerquen a mas personas al lugar por encontrar una afinidad y saber que en aquel lugar se les tendrá la paciencia y atención que merecen.

Sin duda, invitamos a que los empresarios de México piensen en proyectos donde puedan ofrecer oportunidades laborales dignas para las personas mayores, las y los gerontólogos tendremos la gran e importante tarea entonces, de incidir y asesorar a quienes estén interesados, de promocionar el lugar y de hacer, ¡que cada día mas negocios le entren al plano gerontológico!

Erick Angeles Preciado
Gerontólogo y Gerontoactivista
Creador de SEGEIN (Servicios Gerontológicos Integrales)
Corresponsal de QMayor en México