Mª Teresa Barrio es miembro de la directiva de FEMUR, ¿cuál es el origen de la entidad a la que representas?

La Federación de la Mujer Rural (FEMUR), presidida por doña Juana Borrego Izquierdo, nació en un pueblecito de la provincia de Segovia como consecuencia de las carencias de todo tipo que venía sufriendo la mujer desde hace mucho tiempo, y más cuando los jóvenes dan un giro radical hacia lo urbano. Y no solo abandonan el campo, sino que se olvidan de las personas que aún lo trabajan y habitan. En el año 83 se formó la primera asociación de la Federación y, desde entonces, trabajo para mejorar la situación de la mujer rural.

La Federación de la Mujer Rural es una Organización No Gubernamental, sin ánimo de lucro, creada en 1991, declarada de utilidad pública, está constituida por asociaciones, Federaciones Regionales, Provinciales y demás colectivos de Mujeres Rurales de ámbito nacional e internacional, 

Misión: Nuestra Misión es promover el cambio para mejorar la situación del Mundo Rural, en especial a las Mujeres Rurales, para lograr la igualdad de género, el empoderamiento, la participación activa, la formación para lograr la integración en la sociedad, y en el trabajo, la libertad, la diversidad y el liderazgo.

Visión: Nuestra visión es una Sociedad igualitaria, donde las mujeres rurales puedan integrarse en la vida social, política y económica en igualdad de derechos y oportunidades para participar en la vida social, cultural política, económica, etcétera.

Valores. Los pilares de la Federación de la Mujer Rural son la solidaridad, la igualdad, la equidad, la libertad, la diversidad, el feminismo, el liderazgo.

FEMUR realiza actividades para paliar la extrema pobreza en el mundo rural, ayudándolas tanto a necesidades alimentarias, farmacéuticas, ópticas, etc.

¿Cuántas personas o entidades forman parte de este colectivo?

La Federación de la Mujer Rural está integrada por más de 2.500 Asociaciones y más de 350.000 mujeres, que forman el tejido asociativo por las Comunidades Autónomas de España.

¿Qué dificultades son con las que conviven estas mujeres en el ámbito rural?

La mujer rural tiene una edad media de 40-50 años, está casada y tiene hijos. La mayoría de ellas son amas de casa. Si trabajan fuera de casa es a mayores del trabajo doméstico, bien trabajando en el sector agrario en explotaciones agrarias, en calidad de ayuda familiar. No todas se dedican necesariamente al sector primario, sino también trabajan en otros: son artesanas, en casas rurales, ayuda a domicilio, etcétera.

Nuria Carcavilla presenta Lectura fácil y reminiscencias, una colección para estimular el recuerdo de personas con problemas de memoria

Los problemas a los que se enfrenta en el medio rural son variados: falta de transporte; en algunos pueblos los centros sanitarios reducen el horario; falta de servicios y equipamientos (guarderías, centros de día, ambulatorios más cercanos); falta de oportunidades laborales; culturales… Son las mujeres las que acaban ocupándose de todos esos servicios que se dejan de prestar. Ellas son las que tienen todas las cargas y las tienen que resolver.

¿Qué mayores satisfacciones te ha dado el cargo?

La Federación de la Mujer Rural (FEMUR) me ha dado la oportunidad, desde mi puesto en la Junta Directiva, y de forma voluntaria, de ampliar mi relación personal y trabajar con las mujeres del mundo rural al que yo pertenezco, lo que para mí es la mayor satisfacción. Si bien es cierto que vine a vivir a Madrid con ocho años, he tenido y tengo un sentimiento muy profundo hacia mis orígenes, por lo que compagino mi vida en Madrid con mi vida en el pueblo.

He compartido con las mujeres rurales vivencias muy interesantes y también entrañables. He trabajado con ellas, he aprendido de ellas. Hemos participado juntas en la defensa  del medio ambiente, y gracias a la ayuda de FEMUR con los materiales necesarios, hemos recuperado espacios naturales que estaban perdidos y olvidados en muchos pueblos, con el trabajo desinteresado y voluntario de sus vecinos.

También quiero destacar que muchos hombres y mujeres jubilados han colaborado y siguen haciéndolo por amor a sus pueblos y por el deseo de dejar a sus nietos un medio rural donde se pueda vivir y disfrutar de lo que la naturaleza nos ofrece cada día. Yo siempre digo que mi pueblo (como todos los pueblos de España) es un pueblo sencillo, por donde puedes pasear por sus caminos oyendo el canto de los pájaros, disfrutando en primavera de esos campos llenos de verdor, cubiertos por miles de alfombras de múltiples colores que nos ofrecen sus flores por doquier, y el inconfundible olor de sus campos mojados después de una tormenta de verano, sus puestas de sol… En fin, de todo aquello que en las grandes ciudades no podemos disfrutar.

Las mujeres rurales, gracias a las propuestas y necesidades que comunicamos en los foros, jornadas, encuentros…. pueden hacer oír su voz, porque es necesario que tengan acceso a los medios de comunicación para que toda la sociedad y los gobiernos sepan que luchan para mejorar su bienestar social y mejorar el mundo rural.

Los cambios han sido muchos. La mujer rural era invisible en su totalidad; ahora es invisible en parte de su trabajo.

Los avances en infraestructuras han servido para mejorar las viviendas y tener comodidades y la maquinaria agrícola y ganadera.

Las asociaciones de mujeres han sido de gran apoyo, con el ánimo de fortalecer y mejorar las condiciones de vida de las mujeres rurales en su diversidad, superando los obstáculos de vulnerabilidad y promoviendo la igualdad de género. Se ha mejorado el emprendimiento, los ingresos familiares, el fortalecimiento de la gestión, la mejora de la informática y la comunicación.

En el ámbito rural, ¿son conscientes las mujeres de la doble discriminación que sufren por mujeres y mayores?

Todas las acciones y servicios que desarrolla FEMUR son para mejorar la calidad de vida de todas las mujeres rurales que viven en el campo, a través de su desarrollo personal y social y por supuesto a las mujeres mayores, pero sí que es cierto que tienen más dificultades como la soledad, la falta de medios: tiendas, farmacias, servicios médicos lo que supone una discriminación.

Para todos aquellos que se planteen ahora mismo, mudarse a un pueblo, ¿qué ventajas tendría apostar por esta idea?

La calidad de vida en las zonas rurales se refleja en todos los aspectos, en el trabajo, familia, relaciones personales, comunidad), salud, vivienda, ingresos, comida….

Tranquilidad. Es innegable que en los pueblos existe una paz especial que no podrás encontrar ni en los rincones más escondidos de las ciudades. 

Conexión con la naturaleza. Vivir en un pueblo te da la oportunidad de conocer y preocuparte más por el entorno que nos rodea. 

Confianza. Cuando vives en un pueblo, todos se conocen. Allí pueden establecerse relaciones muy cercanas, casi familiares, con mayor facilidad. 

Te olvidas de la comida basura y todo tipo de comida procesada tan típica de las ciudades, porque se dispone más fácilmente de productos y alimentos naturales.

¿Qué proyectos de vuestra entidad se han financiado gracias a la XSolidaria?

Una de las grandes actividades que se han realizado ha sido promocionar los productos naturales y artesanales de mujeres rurales y, por ello, FEMUR organiza desde hace más 20 años la FERIA INTERNACIONAL DE LA MUJER RURAL “PRONATURA”, completando el camino del emprendimiento con las mujeres del campo.

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN: MUJER, CEREBRO Y SALUD, 

El proyecto de ámbito Nacional permite la realización de diversas acciones y metodologías, destacando el trabajo de campo mediante encuestas respondidas por su propias protagonistas, que ayudarán a esclarecer, desde su propia voz, la realidad emocional, cognitiva, interpersonal y comportamental de la mujer rural, enfatizando en el análisis de diversos parámetros de salud psicosomática que inciden en el bienestar subjetivo percibido (fibromialgia, dismenorrea, depresión, diabetes, etcétera). Al mismo tiempo se materializan sesiones aplicadas mediante jornadas, a través de las cuales los distintos especialistas llevarán a cabo tanto evaluaciones sobre distintos parámetros de salud (niveles de estrés, colesterol, glucemia, obesidad, etcétera) como disertaciones sobre las citadas afecciones que implican una mayor incidencia para la mujer. A su vez se llevarán a cabo valoraciones cognitivas que irán acompañadas de la impartición de sesiones de estimulación cognitiva, que ya han mostrado una significativa eficacia en orden a preservar el funcionamiento de las capacidades intelectuales, y de modo especial, favoreciendo la preservación de la memoria de las participantes.

VOLUNTARIADO RURAL, para facilitar conocimientos de voluntariado y proporcionar actividades para las mujeres rurales y que puedan desarrollar, participar y adquirir una experiencia de voluntariado de forma eficaz, profunda y útil y las permite una participación social y de Voluntariado de la Mujer Rural y de toda la Sociedad.

P. D.− El medio rural es lo único que nos queda. Son nuestros orígenes, pues todos descendemos de él. Hasta las más grandes ciudades del mundo en sus comienzos fueron asentamientos rurales. Debemos luchar todos juntos para que nuestros orígenes no desaparezcan. Soy de las personas que piensan que si no lo respetamos y cuidamos seremos los responsables de acabar con nuestro planeta Tierra.

Conocemos al defensor de las personas mayores de Alcorcón