Nosotros ya lo hemos demostrado. Se puede emprender desde lo social y se debe, porque el beneficio lo disfrutamos todos. Un boomerang que genera valor y que sin duda, vale la pena.

Desde Valencia nos llega la historia de dos amigas que se han propuesto ofrecer sus energías para mejorar la vida de las personas Mayores.

Unidas por inquietudes comunes y necesidades percibidas en sus centros de trabajo, deciden empezar a pensar y trabajar en nuevas vías y estrategias de atención alternativas a las personas Mayores. Un colectivo social en continuo cambio, en el que es preciso reinventar e innovar los recursos y propuestas de atención para promover la inclusión social y fomentar la autonomía personal.

Actualmente, siguen en activo en el mismo sector compatibilizándolo con la pasión y entrega que inyectan en su proyecto de emprendimiento social. Se llama Vellesa (vejez en valenciano) y su fin es el empoderamiento de las personas Mayores, la ruptura de estereotipos, el fomento de la escucha y participación social activa.

Quieren poner en valor el inmenso potencial que tenemos todas las personas y que muchas veces desperdiciamos por prejuicios y normas sociales. Para ello, están llevando a cabo acciones con sentido, diseñando estrategias de trabajo conjunto en un proceso dinámico de enriquecimiento mutuo, en el que el impacto social positivo es el fin último de Vellesa.

¡Bienvenidas!

Se definen así:

Mercedes Silgado, graduada en trabajo social. Tengo 8 años de experiencia como trabajadora social en centros sociosanitarios de atención a personas en situación de dependencia.

Admiro mi profesión y me interesa participar de forma activa en el descubrimiento y difusión de nuevos espacios para el trabajo social que tengan como fin la transformación social.

Mi día a día en mi entorno laboral podría resumirlo en un objetivo general: Enfocar mi energía y esfuerzo diarios en lograr un entorno de entusiasmo y actitud positiva. Puede que parezca complicado conseguirlo en centros de este tipo (y a veces efectivamente lo es) pero muchas veces son las propias personas mayores las que nos contagian una actitud optimista. esta retroalimentación de <buen rollo> en el día a día es la parte más enriquecedora de mi trabajo.

¿Qué dicen de mi?

Mi entorno suele destacar mi responsabilidad en un trabajo profesional y eficiente, mi disponibilidad, escucha y apertura a ideas y propuestas.

Mi lema es… Asegúrate de dejar tu huella en el mundo.

Elisabet Fernández, gallega afincada en Valencia desde hace 8 años, graduada en trabajo social y con 7 años de experiencia en residencias de personas mayores, diversidad funcional y salud mental.

Soy trabajadora social por vocación, con firme compromiso ético con la justicia social y la defensa de los ddhh y la libertad de las personas. Considero que el trabajo social siempre debe promover el cambio y la mejora social, sea cual sea el ámbito desde el que se actúe.

Estos años me han aportado un gran aprendizaje tanto a nivel profesional como personal. Destacaría la importancia de un buen trabajo en equipo interdisciplinar, en el que todas y todos los profesionales estemos implicados en lograr el mayor nivel de bienestar y calidad de vida de las personas. Esto no siempre es sencillo y para lograrlo es fundamental la figura de el/la trabajador/a social como responsable de velar por los derechos y libertades de las personas atendidas.

¿Qué dicen de mi?

Que soy capaz de contagiar mi sonrisa, alegría, implicación y compromiso a todo mi entorno.

Mi lema es… Hagas lo que hagas, hazlo con pasión.

Les seguiremos la pista y compartiremos su proceso de “alumbramiento”. ¡Ánimo chicas! ?