Sevilla, 26 de febrero 2016. La Delegación de Igualdad y Políticas Sociales de Sevilla ha entregado hoy la Bandera de Andalucía a la Residencia de El Ronquillo de la cooperativa MACROSAD, que cuenta con un modelo de gestión totalmente innovador, en el que los 30 mayores residentes disfrutan de una “extensión de su hogar”. Ellos deciden la hora a la que se levantan, cuando almuerzan o la actividad que desempeñarán a lo largo de la jornada. La Delegación del Gobierno de Sevilla considera que se trata de “un ejemplo de bienestar con una fórmula encaminada hacia el futuro”.

El director general de MACROSAD, Andrés Rodríguez, que ha recogido hoy la Bandera, ha agradecido a la Junta de Andalucía este reconocimiento y ha destacado que la residencia ‘El Ronquillo’ es “un centro sin rigidez de horarios y de normas estrictas, tratando de unir un distintivo más a los que ya se trabaja desde todos los centros de MACROSAD: el principio de autonomía y empoderamiento, aspecto diversificado en dos objetivos claves, que son flexibilidad y la atención personalizada”.

“Si bien nuestros usuarios no pueden ya permanecer en su entorno, lo que procuramos es que nuestro entorno sea el más parecido al suyo, es decir, que nuestro centro cada vez se parezca más a lo que dejan en sus hogares”, ha subrayado Rodríguez, que ha apuntado que para ello se ha requerido la implicación del equipo de trabajo, de los usuarios y de su familiares.

El resultado ha sido la creación de una unidad de convivencia, formada por 30 usuarios, con un comedor propio y zona de estar. También se ha fomentado el reconocimiento de la individualidad de cada persona, dándole importancia a sus deseos y preferencias, de manera que en su momento se llevaron a cabo entrevistas para conocer las horas a las que querían levantarse y se organizaron las habitaciones en función de ello, se les dio la opción de elegir menús o de mostrar sus preferencias a la hora de ser atendidos por uno u otro trabajador.

“Ya no existe una sola forma de hacer las tareas, sino tantas como usuarios tenga el centro”, ha indicado Eva María López, directora del centro de personas mayores ‘El Ronquillo’, que ha destacado la importancia de la creación de entornos flexibles, adaptándolos a las peculiaridades de cada persona. Así, por un lado, se ha hecho una personalización de los espacios, de forma que las habitaciones se convierten en pequeñas zonas de estar con garantía de privacidad e intimidad, decoradas según sus gustos y con sus objetos preferidos (sillones relax, tv, frigorífico, etc.). Y, por otro, se ha establecido flexibilización horaria para levantarse o acostarse, para las comidas, para salir y entrar, así como mayor amplitud de horarios de visitas.