Sabemos que los hogares de ancianos o lo que por aquí llamamos, residencias para mayores pueden ser un poco, por no decir mucho, espacios aburridos. Clínicos, asépticos y grises, y sin caer en la estética de las guarderías infantiles, las fiestas estacionales pueden ser un motivo para revertirlo. Con la mejor decoración, nuestra alegría y convivencia en paz.

Ademas, sabemos que las vacaciones de Navidad o la festividad Janucá para los hebreos, pueden ser especialmente difíciles para nuestros familiares u amigos mayores. Estos recuerdos les provocan sentimientos de tristeza y añoranza. Esto es normal, pero no nos merecemos esa desolación en los que ahora son sus hogares.

Animarles, respetando su autonomía personal, será nuestra misión. En tu corazón, sabrás que hiciste lo correcto.

La sensibilidad es esencial cuando cambiamos su entorno y sus rutinas. Si los ancianos que residen en estos centros sociosanitarios tienen Alzheimer u otra demencia, pueden confundirse fácilmente y estos cambios, pueden causarles agitación.

El lado positivo de recabar decoraciones antiguas y las fotos familiares, muchas de estas personas pueden recordar mejor estos testimonios del pasado que los episodios recientes. Por lo tanto, si decora la habitación de su ser querido con elementos de años pasados, podría encontrar que estos objetos les resultan familiares y reconfortantes. De hecho, es posible que deba dejar los objetos navideños en su lugar, incluso después de las vacaciones, porque el factor de comodidad permanecerá aunque quizá para otros mayores, sea desconcertante. Valore cada caso con la ayuda del psicólogo de la Residencia.

No sabemos con certeza qué es lo que las personas con demencia están detectando. Ayudemos a estas personas a disfrutar el momento presente que al final de cuenta, eso es lo que cuenta en esta etapa y en todas.

Muchos ancianos disfrutan activamente de las fiestas navideñas porque la familia se reencuentra. Disfrutar del momento presente con sus seres queridos, será el mejor regalo de la Navidad.

Por cierto, tengamos sensibilidad y criterio para decorar estos espacios geriátricos. Nosotros siempre nos posicionamos: Ni Hello Kitty´s vestidas de Mamá Noel ni Coronas de Navidad hechas con botellas para orinar (como refleja la foto elegida para ilustrar este artículo)

No Hay Más Artículos