La ciencia no sólo ha conseguido que vivamos más años sino que esta mujer pueda cumplir su sueño. A los 72 años y cuando ya habían perdido todas las esperanzas se han convertido en padres primerizos. Siendo madre cuando debería haber sido abuela.

Tras 47 años de matrimonio decidieron buscar un tratamiento de fertilidad. La orgullosa mamá ha declarado lo siguiente: “Ser padres es muy importante para nosotros. Ahora sí podemos vivir felices. Nuestra vida ya es completa”

La clínica donde realizaron el tratamiento de fertilidad ya había logrado en 2008 un hito similar al conseguir que otra mujer de 70 años diera a luz. 

En la web, se explica que la paternidad está considerada un “derecho fundamental” por la Corte Suprema de Estados Unidos y que ayudar a alcanzarlo, incluso a edades muy avanzadas, es el propósito de esta clínica. Y a continuación exponen fotografías de muchas parejas de ancianos con bebés (en algunos casos gemelos y trillizos).

¡Felicidades a todos ellos! Ahora sólo esperamos que sus padres les garanticen una familia cuando ellos ya no estén. Seguro que sí.

matrimonios