• El centro nace con la voluntad de dar respuesta a personas y familias cuidadoras, profesionales y personas en situación de dependencia

Barcelona contará con nuevo centro de asesoramiento para el cuidado de personas en verano. El servicio estará ubicado en el edificio donde se encuentra la sede del PAMEM, el ente que gestiona los servicios sanitarios públicos de la atención primaria en la ciudad. El centro nace con la voluntad de dar respuesta a personas y familias cuidadoras, profesionales y personas en situación de dependencia. Se calcula que ocho de cada diez personas serán cuidadores en algún momento de la vida.

“Queremos poner en valor el cuidado, una realidad históricamente olvidada e infravalorada, a pesar de ser una parte central de la vida”, destacó la comisionada de Salud, Gemma Tarafa. De hecho, el centro es una de las 68 acciones que el consistorio se propuso sacar adelante antes de 2020 con una inversión adicional de 59 millones de euros durante todo el mandato.

Se calcula que en Barcelona una de cada cuatro personas están cuidando algún familiar o conviviendo con necesidades especiales de atención por motivos de salud física o mental. Por ello, el centro informará, presencialmente y telemática, sobre los recursos existentes en la ciudad. También ofrecerá recursos de empleo y formación a los cuidadores y dará apoyo jurídico y psicológico.

Asimismo también quiere ser un espacio de encontrar, en la que los familiares, los profesionales y las personas en situación de dependencia puedan compartir, a través de talleres, charlas y acciones de difusión, sus experiencias. Asimismo, se procurará que haya coordinación y trabajo en red entre los servicios de salud y los servicios sociales de la ciudad. El centro comenzará a trabajar con una primera etapa de seis meses de pilotaje y se dotará de un comité asesor de profesionales y entidades para contrastar mejoras de funcionamiento y la ampliación progresiva de funciones y servicios.

La feminización de los cuidados

Tal como ha recordado Tarafa, el 90% del trabajo de cuidado a personas mayores de 65 años la hacen familiares y otros miembros de la red relacional, que en su gran mayoría son mujeres. Además, los datos constatan que del total de personas contratadas a jornada parcial, el 18,6% son mujeres que cuidan a niños o personas adultas enfermas o en situación de discapacidad o dependencia.

En este sector, asimismo, la presencia de mujeres extranjeras es especialmente elevada: las no comunitarias afiliadas al sistema especial de personas empleadas en el hogar son el 43,5% del total, frente al 5,6% que representa este mismo co lectivo en el conjunto de afiliaciones de los diferentes regímenes de la Seguridad Social.