Conferencia: Alexander Kalache. Co-President, International Longevity Center. Brasil.

El pasado 17 de diciembre la Fundación Ramón Areces puso el broche a un año redondo. Por fín, conoceríamos a nuestro “gerontolescente” favorito.

El profesor Alexander Kalache se encargaba de cerrar el IV Ciclo de Conferencias sobre “Envejecimiento, Sociedad y Salud: Sociedad, vejez y envejecimiento. Una perspectiva a medio y largo plazo” y nosotros acudíamos entusiasmados a escuchar su ponencia: “Desarrollando una cultura del cuidado en respuesta a la revolución de la longevidad”.

Como ya todos sabemos el envejecimiento se nos presenta como el mayor desafío pero también como la mayor conquista social de las últimas décadas; y es ésta innegable revolución la que requiere de unas políticas públicas y privadas para afrontar el reto de la mejor forma, al menor coste y con la mayor eficacia.

“Según la ONU hoy en día, a nivel global, probablemente hay más personas vivas con más de 60 años que la sumatoria de todas las personas que hayan pasado de esta edad a lo largo de la historia”. ¡Wow! Pero igual de sorprendente era el segundo dato con el que iniciaba la tarde “Nací en 1945 y por entonces la esperanza de vida era de 43 años en Brasil. Hoy es de 75 años. En mi tiempo de vida hemos añadido no 33 años de vejez sino de VIDA. Esto es a todas luces, revolucionario”. 

“Cuando nací, la esperanza de vida era de 43 años en Brasil. Hoy es de 75 años”

Estamos de suerte. El fenómeno del envejecimiento y la longevidad de nuestra especie no tiene vuelta atrás y sin duda, tendrá implicaciones para la economía, la sociedad, la familia, la cultura, los valores, la salud y el bienestar de la población. “Sin embargo, mi país que envejece más rápido, no está preparado” añadió con tristeza.

Hay muchos estudios que certifican que los adolescentes que han vivido con su “abuel@” enfermo se inclinan a estudiar profesiones sociosanitarias. El caso de Kalache también lo confirma. “Tú vas a ser el médico de la abuela Aurora. ¡Nos ayudarás! ”. Aquella frase de su madre determinó su vocación y futura profesión.

Alexandre Kalanche junto a Francisco Olavarría, Director Creativo de Serpentina Senior el pasado 17 de Diciembre.

Alexander Kalanche junto a Francisco Olavarría, Director Creativo de Serpentina Senior el pasado 17 de Diciembre.

Victoria llegó años después. Una cuidadora, también mayor, entregada a su abuela para la que no tiene palabras de agradecimiento y ésta conferencia es un merecido homenaje póstumo a todas esas mujeres llenas de generosidad que suplen a la familia. “Dignifíquemos su profesión para que su bienestar repercuta en los Mayores. Es de justicia” añadió con rotundidad.

La emoción vendría con la historia de su madre. Ahora era su turno. “Resulta que quien mejor me cuidó, ahora me toca cuidarla a mi”. El ciclo de la Vida continua y los años nos ofrecen la oportunidad de agradecérselo con cariño, comprensión y tiempo.

No quiso convertir en tabú aquello que a todos nos duele, el abandono y el maltrato del que muchos Mayores son víctimas e instó a las autoridades públicas a firmar *, de una vez por todas, la Convención de los Derechos de las Personas Mayores, como ya se aprobaron otros textos similares para proteger a otros colectivos igual de vulnerables.

La vida y la longevidad es un maratón del cual requiere entrenamiento y estrategia y en 1999 la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el concepto Envejecimiento Activo como “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”. Otra buena noticia será que este proceso de envejecimiento saludable también generará oportunidades empresariales no despreciables.

La educación en el autocuidado (¿a quién le interesa más mi salud?), la prevención de enfermedades y el fomento de la autonomía por parte de todos serán esenciales para que cada uno de nosotros participemos como protagonistas en el proceso de “alargar la vida”. No hay tiempo que perder.

Como ya es conocido por todos, su carácter jovial le permite afirmar: “Soy esencialmente optimista. La realidad de este mundo cada vez más envejecido volverá las sociedades más armoniosas, más humanizadas, más solidarias”

¡Celebrémos lo que a todas luces es un éxito! Y contagiados, nos fuimos a brindar por tod@s nosotr@s 🙂

Francisco Olavarría Ramos. Director Creativo de Serpentina Senior

*Helpage ha lanzado una campaña de recogida de firmas. ¿Nos ayudas a conseguirlo?

http://www.helpage.org/la/nete/nete/nuestras-campaas/adultos-mayores-demandan-accin-ada/firma-y-apoya-la-campaa-ada/