¿Cuáles fueron tus inicios en el Trabajo Social?

Estudié en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Málaga, y antes de cumplir los 21 tuve la oportunidad de comenzar -a través de un programa de empleo joven- a trabajar como trabajadora social en un programa de atención a drogodependencias y en un Centro Social Comunitario.

Creo que es un privilegio que nos podamos formar gracias al acto de generosidad de profesores, supervisores de prácticas, compañeros/as  y saber que tenemos que seguir además haciéndolo día día y que tenemos una responsabilidad con las siguientes generaciones profesionales. Por eso me gustan los Premios al reconocimiento profesional con motivo del Día del Trabajo Social, como el que hemos otorgado desde el Colegio a Pilar Albillo, o los Premios Estatales que otorga nuestro Consejo General, como este año a la Profesora Teresa Zamanillo o el anterior a Marco Marchioni.

¿Cómo ha cambiado la mirada hacia vuestra profesión por parte de la sociedad?

Creo que de manera muy positiva. Ya no es solo que las trabajadoras/es sociales somos cada vez más conocidos (todo el mundo sabe que hay una trabajadora (o trabajador) social dispuesto a atenderle en su centro de servicios sociales, en su centro de salud o en la asociación de su barrio. …sino que además las personas e instituciones reconocen nuestro papel profesional en el acompañamiento de personas, familia y grupos, en el afrontamiento de problemas o crisis.

¿Cómo ha sido la evolución propia de la profesión, de un enfoque más asistencialista a resolver los problemas de una sociedad nueva como es la actual?

En contra de lo que a veces se transmite, nuestra profesión ya nació con una perspectiva transformadora en un entorno de gravísimos problemas sociales en el S.XIX . En este momento también tenemos graves problemas sociales y las trabajadoras y trabajadores sociales seguimos comprometidos en que las personas puedan afrontar sus problemas … pero también en que la sociedad haga frente a los desafíos de la vida actual para que todos vivamos dignamente.

No somos profesionales meramente gestores de recursos sociales, sino que nuestro desempeño profesional cuenta con una función de transformación social y nuestro compromiso con el cambio social a través de la incidencia política y la colaboración en las políticas públicas que garantizan los derechos sociales y la mejora de las condiciones de vida de los y las ciudadanas.

¿Qué consejos le daría a las y los trabajadores sociales que con desesperanza buscan su primer empleo?

En primer lugar ánimo, y que no se sientan mal por no encontrar trabajo: hay una grave crisis en el empleo …, y por tanto nadie es “culpable” de no encontrar trabajo o de no encontrarlo “de lo suyo”. Ahora bien, es fundamental mantenerse al día, seguir formándose y también preparase para mostrar el potencial que tenemos los trabajadores sociales como profesionales especializados tanto en la asistencia y atención directa como en la gestión de servicios y programas sociales.

¿Qué papel juegan las Redes Sociales para el desempeño o la divulgación de la profesión?

Importante….:ayudan a dar a conocer lo que hacemos las trabajadoras sociales, y a la vez son un potente elemento “hacia dentro” de la profesión : facilita la relación entre profesionales, en un buen canal para algunas reflexiones….. En el Colegio de Trabajo Social de Madrid estamos haciendo vamos a hacer una apuesta fuerte por reforzar la identidad digital de los trabajadores y trabajadora sociales.

Has formado parte muchos años de la junta directiva de la Red Madrileña de Lucha contra la Pobreza y Exclusión ¿Crees que la edad es un condicionante para ser pobre y estar excluido de la sociedad?

Los datos nos dicen que las personas más jóvenes y la infancia son los que tienen más riesgo de pobreza y exclusión. Y no podemos olvidar el papel que están jugando la personas mayores ya, no sólo con el apoyo económico de su escasa pensión, sino el apoyo familiar para intentar paliar los vacíos existentes en la conciliación de la vida familiar y laboral, y en el modelo que nos aportan para afrontar situaciones de crisis, por las que ellas y ellos ya pasaron, y hoy se vuelven a repetir.

¿Has pensado en cómo te gustaría que fuese tu jubilación?

Pues no sé muy bien ..supongo que como dice la palabra…, pues “jubilosa”. No sabes la energía que me transmiten mis compañeras trabajadoras sociales ya jubiladas: son el ejemplo de que termina una etapa laboral y que eso se convierte en una oportunidad para muchas cosas: aprender cosas nuevas, fuertes compromisos sociales y con la profesión, la importancia del cuidado – a una misma y a los demás-….. en el Colegio tienen una participación muy activa y son un valor fundamental…

También “mis personas mayores” de mi familia han tenido mucha importancia en mi vida …vengo de familia de mujeres longevas… tanto mi bisabuela como mi abuela vivieron hasta prácticamente los 100 años…..y siempre pienso que todo lo que tengo y tenemos las mujeres se lo debemos a todas las mujeres que nos precedieron…., y que no se nos puede olvidar como trabajadoras/es sociales y como ciudadanas y ciudadanos que los derechos no solo se conquistan.. sino que hay que seguir trabajando y cuidando para que sean efectivos para todas y cada una de las personas.

Mª del Mar Ureña Campaña es Diplomada en Trabajo Social por la Universidad de Málaga y además, es decana del Colegio de Trabajo Social de Madrid desde 2014.

El Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid agrupa y representa a 4.600 trabajadores y trabajadoras sociales (el 89 % son mujeres) de la Comunidad de Madrid que ejercen en centros de servicios sociales, centros de salud, hospitales, residencias y centros de día, programas de atención a familias, niños/as y jóvenes, en juzgados , en departamentos de recursos humanos, ó responsabilidad social , en proyectos vinculados al arte , la cooperación internacional o la mediación.

No Hay Más Artículos