Quedan pocas semanas para que se celebre la primera edición de la Bizkaia Silver Week (entre el 22 y el 28 de septiembre) y que tendrá su principal punto de atención en Bilbao, la capital de Bizkaia.

Bizkaia -el territorio anfitrión del próximo AAL Forum 2018 que se celebrará entre el 24 y el 26 de septiembre– es un claro ejemplo de vida saludable entre los mayores y de cómo la implicación de las diferentes administraciones públicas y agentes sociales puede favorecer la aplicación de estrategias público-privadas para alargar la vida activa de las personas mayores y evitar/retrasar la dependencia en este colectivo.

Bizkaia conoce de primera mano la inversión de la pirámide de población. En la actualidad uno de cada 5 habitantes del territorio (esto es, unas 240.000 personas) son mayores de 65 años. Sin duda, la mayoría de ciudadanos puede aspirar a vivir más de 80 años, motivados por los progresos realizados en los ámbitos económico, social y sanitario.

Al margen de las políticas sanitarias hacia los mayores -cuya gestión corresponde al Gobierno Vasco y que cuenta con numerosos programas de atención directa, programas de prevención, además del uso de las nuevas tecnologías- Bizkaia se ha destacado en los últimos años como uno de los mejores territorios europeos para envejecer de forma activa.

La Diputación Foral de Bizkaia se ha convertido en un referente a nivel europeo a la hora de medir las políticas de envejecimiento activo. De hecho, Bizkaia ha sido la primera administración no-estatal en asumir el Índice de Envejecimiento Activo como herramienta para monitorizar los avances en las políticas públicas vinculadas al cambio demográfico.

Igualmente, lleva años estableciendo políticas integrales de envejecimiento activo y saludable tratando de anticiparse a problemas actuales. Estos planes están recogidos en el Plan Estratégico para las Personas Mayores con numerosas actuaciones en curso, con el fin de atender la nueva pirámide de población y hacer que las personas mayores cuenten con planes de envejecimiento activo y saludable.

Para ello cuentan con el apoyo del Consejo de Personas Mayores de Bizkaia (papel coprotagonista de estos colectivos) que ayuda a revisar las políticas de toda índole desde una perspectiva de edad (con el protagonismo de las propias personas mayores en la elaboración de las nuevas leyes y normas que afectan a estos colectivos) así como de los alcaldes y representantes de todos los municipios del Territorio, que se han implicado de forma activa en este proceso de transformación desde la perspectiva de edad.

De hecho, son los propios municipios los que deben cuidar que haya entornos físicos amigables para todas las edades tal y como se concibe desde la Organización Mundial de la Salud. Para ello hay numerosas iniciativas para eliminar obstáculos en el día a día de las personas. Se hace necesario apostar por una mayor accesibilidad de las ciudades, pero también con medidas sociales que atañen directamente sobre la salud y calidad de vida. El reto es, en definitiva, transformar Bizkaia en un territorio para todas las edades.

¿Te apuntas a un ‘hackathon’ para diseñar el futuro de los mayores?

Uno de los eventos más innovadores de la próxima Bizkaia Silver Week se llevará a cabo los próximos 22 y 23 de septiembre y aglutinará dos de las principales ideas de este certamen: el apoyo a nuevas soluciones tecnológicas y no tecnológicas para un envejecimiento activo que ayuden a las personas mayores a liberar todo su potencial y valor añadido en la sociedad.

Se trata de un ‘hackathon’ – concepto tecnológico que proviene de la unión de las palabras ‘hack’ y ‘maratón’-, es decir, una competición donde equipos multidisciplinares convocados tienen un plazo muy corto para diseñar soluciones y aplicaciones innovadoras.

En el caso de la Bizkaia Silver Week, el evento – que se llevará a cabo en el Palacio de Congresos Euskaduna de Bilbao– ha recibido el nombre de Hack4elder advantAGE ya que el objetivo será diseñar, soluciones para mejorar el presente y la calidad de vida del futuro de los mayores. El evento está organizado por la Universidad de Deusto, en colaboración con la Asociación AAL y la Diputación Foral de Bizkaia.

El hackathon está abierto tanto a programadores y desarrolladores informáticos como a personas, instituciones, organizaciones y empresas que trabajan en el campo del envejecimiento activo y/o que tienen interés en desarrollar servicios, aplicaciones, además de otros productos con y para las personas de este segmento de población. La idea es favorecer el trabajo intergeneracional, por lo que la organización quiere contar también con colectivos de personas mayores que participen en la iniciativa.

Las personas interesadas en acudir a este evento pueden inscribirse a través del siguiente enlace.

¡Allí nos vemos!