MicroEdadismos es un nuevo espacio en el que esperamos implicar a toda la sociedad y denunciar el edadismo cotidiano y tantas veces, por desgraciada, normalizado.

Si en los últimas décadas hemos avanzado mucho con otro tipo de discriminaciones, en cuanto al edadismo aún tenemos batalla por dar. Esta iniciativa la hemos tomado prestada de lo que en su día, Luis Bonino Méndez denominó Micromachismos, un blog impulsado por los compañeros de El Diario.

Para lo que no lo hubieseis escuchado hasta ahora, se trata de una práctica de violencia que de tan sutil pasa desapercibida pero que reflejaría y perpetuaría las actitudes machistas y la desigualdad de las mujeres respecto a los varones. Comprende un amplio abanico de maniobras interpersonales y se señala como la base y caldo de cultivo de las demás formas de la violencia de género o violencia machista: maltrato psicológico, emocional, físico, sexual y económico. Se trataría además de prácticas legitimadas por el entorno social, en contraste con otras formas de violencia machista denunciadas y condenadas habitualmente.

Comentarios como:

¿Qué hay de comer?

Estudiar tú… ¿para qué?

Lavar la ropa no da dinero pero mi trabajo sí.

Te ayudo a la lavar los platos.

Ayer pasé la fregona por ti.

Tu hijo está llorando.

¿Dónde estabas hoy a las siete?

Son ejemplos evidentes que la igualdad de género no es aún real y para conseguirlo necesitamos vuestra ayuda.

Puedes escribirnos a info@qmayor.com para contarnos tus vivencias o reflexiones y compartirlas con vosotros, los activistas más simpáticos.