¿Quién no recuerda partirse de risa mientras se comía un sobrecito de Peta Zetas? El ponértelo en la lengua y esperar a que el caramelo empezara a crujir… Yo era capaz de meterme bolsitas enteras de peta zetas. Y era una pena cuando se acababa el efecto.

Peta Zetas era una chuche innovadora y diferente, el primer caramelo que explotaba. En la actualidad incluso los grandes chefs lo han incorporado como ingrediente a la alta cocina.

Pero… ¿te has preguntado alguna vez cómo reaccionaría tu abuela si probase los Peta Zetas?

A veces los jóvenes damos por sentado que todo lo que conocemos ha existido siempre.
Y es por eso que no nos percatamos de que algo tan simple como el chisporroteo de los Peta Zetas puede ser algo totalmente novedoso para esas abuelas aventureras que se atreven a experimentarlo todo.

Así le ocurrió a esta mujer de 82 años cuando su nieta le dio a probar los Peta Zetas. Y efectivamente, su reacción fue tan normal como la de cualquier joven apuesto que se lanzase al espacio a conquistar el espacio exterior.

Entonces… ¿las abuelas que comen Peta Zetas son como los niños? ¡Por supuesto que NO! Pero tienen la misma capacidad de divertirse rescatando experiencias de los años 80 que nunca podrán llevar a su juventud.

Y ahora bien, ¿cuál era tu sabor favorito? ?

*Pop Rocks es el nombre con el que se comercializa Peta Zetas en Estados Unidos.