Dentro del ojo está continuamente formando el humor acuoso necesario para mantener el buen funcionamiento del ojo y en el glaucoma se produce un desequilibrio entre la cantidad que se produce y la que puede ser eliminada. En el glaucoma suele haber una dificultad en la salida del humor acuoso del ojo a través de una estructura llamada trabeculum formado por pequeños poros por los que pasa el humor acuoso antes de pasar a los vasos sanguíneos oculares.

El tratamiento del glaucoma tiene como objetivo reducir la presión dentro del ojo. En función de la tensión y el estadio de la enfermedad se puede tratar el glaucoma mediante colirios que bajan la presión ocular o bien a través de tratamiento láser o quirúrgico de la enfermedad.

Tratamiento médico

Este tipo de tratamiento se refiere al uso de colirios para bajar la presión ocular. Existen varios tipos de colirios o gotas que bajan la tensión, algunas se deben poner sólo una vez al día y otras 2 veces al día. Es muy importante hacer el tratamiento diariamente para evitar que la enfermedad avance y empeore el campo de visión. Este tratamiento se suele utilizar en fases incipientes de la enfermedad, cuando el campo de visión del paciente no está seriamente afectado. Actualmente es el primer tratamiento empleado en el glaucoma, salvo excepciones.

El glaucoma es la causa principal de ceguera en personas mayores de 60 años. 

Los grandes grupos de colirios empleados en el tratamiento del glaucoma primario de ángulo abierto son los análogos de las prostaglandinas, los fármacos beta-bloqueantes, los fármacos agonistas de los receptores a adrenérgicos y los inhibidores de la anhidrasa carbónica, pudiendo emplearse varios tipos de colirios a la vez. El tipo de medicación a elegir dependerá de la cifra de presión ocular y de aspectos propios del paciente como su edad o las enfermedades oculares y generales que padece, ya que hay determinados colirios que pueden estar contraindicados por sus efectos secundarios, por lo que su uso ha de considerarse de forma individual en cada paciente.

Tratamiento láser y quirúrgico del glaucoma

Hay situaciones en las que el paciente empeora a pesar del tratamiento con colirios. En esos casos es necesario recurrir a la cirugía, sobre todo cuando el paciente es joven o cuando la enfermedad amenaza la visión. Existen diversas formas de cirugía cuyo objetivo es facilitar la eliminación del humor acuoso o bien disminuir su producción.

Las cirugías filtrantes, como la trabeculectomía o la esclerectomía profunda no perforante tratan de establecer una pequeña fístula de drenaje del humor acuoso al exterior de forma controlada. Son cirugías que se suelen realizar con anestesia local (colirios anestésicos o inyecciones de anestésico local en el ojo o a su alrededor).

Otro tipo de cirugía es el implante valvular que también trata de facilitar la eliminación del humor acuoso del ojo y que habitualmente se utiliza en glaucomas en los que no se puede realizar una cirugía filtrante. Consiste en un dispositivo que se coloca dentro del ojo, bien en el trabeculum (implantes de titanio) o bien comunicando la parte interna y externa del ojo (implantes valvulares de Ahmed o de Molteno, habitualmente hechos de silicona) para que el drenaje del humor acuoso sea mayor, aunque siempre de forma controlada.

Otras técnicas quirúrgicas como la ciclodestrucción tratan de disminuir la cantidad de humor acuoso que se produce diariamente eliminando parte de la estructura del ojo que se encarga de producirlo.

El tratamiento mediante láser es útil en diferentes tipos de glaucoma. En el glaucoma de ángulo abierto se puede tratar el trabeculum con láser realizando la trabeculoplastia, aunque no siempre puede aplicarse debido a la morfología del trabeculum. Los láseres de última generación permiten tratar varias veces el trabeculum y son especialmente útiles en los pacientes que no pueden usar colirios para el glaucoma por alergias o por padecer enfermedades que contraindiquen su uso.

La iridotomía e iridoplastia tratan de modificar la arquitectura del iris para tratar o prevenir el glaucoma de ángulo estrecho.

El tratamiento láser del glaucoma se realiza en la consulta.

Fuente: 

Sociedad Española de Oftalmología

No Hay Más Artículos