Recurrentemente los medios de comunicación generalistas publican noticias sobre la alimentación en los hospitales, normalmente a raíz de alguna queja de pacientes que, con la ayuda de las redes sociales, se viraliza y eleva a categoría de ‘escándalo’. Más allá de los titulares, lo que sí es verdad es que la desnutrición relacionada con la enfermedad es un problema sanitario de elevada prevalencia y altos costes, tal como hemos informado ya en anteriores ocasiones.

Para abordar de manera multidisciplinar el problema de la DRE, se constituyó en 2015 el proyecto Alianza Másnutridos, una iniciativa que mantiene abiertas varias líneas de trabajo para luchar por una correcta alimentación en los hospitales, centros de salud y residencias.

Básicamente, el proyecto trabaja en cuatro frentes:
– Buscar la concienciación e inclusión de la desnutrición en las estrategias de sanidad nacionales y regionales.
– Crear iniciativas de comunicación y programas de divulgación hospitalaria basados en la evidencia clínica.
– Incluir el cribado en todos los niveles asistenciales de la asministración estatal y regional.
– Apoyar a los colectivos clínicos en su colaboración contra los procesos de desnutrición en los hospitales.

La Sociedad Española de Medicina Interna (Semi) ha sido la última en unirse a Alianza Másnutridos, para aunar esfuerzos contra este problema de la malnutrición. Además de la Semi, forman parte de la iniciativa: Fundación Abbott, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, el Consejo General de Enfermería, la Alianza General de Pacientes, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (Seen), la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (SGHNP) y la Sociedad Española de Directivos de Salud (Sedisa).

¿Qué es la desnutrición relacionada con la enfermedad?

La desnutrición relacionada con la enfermedad (DRE) constituye un problema sanitario de elevada prevalencia y altos costes. Afecta a unos 30 millones de personas en Europa y conlleva un coste asociado de unos 170.000 millones de euros anuales.

Es bien conocido cómo la DRE se relaciona con un aumento de morbilidad (infecciones, dehiscencia de suturas, retraso en la consolidación de fracturas, etc), prolonga la estancia hospitalaria, aumenta la tasa de reingresos, la mortalidad y los costes asociados. Su detección precoz y su prevención parecen esenciales en el pronóstico del paciente y en el adecuado consumo de recursos que se traduce en un ahorro de costes socio-sanitarios.

Las acciones para luchar contra la DRE forman parte de la estrategia sanitaria de la UE (Together for health: a strategic approach for the EU 2008-2013). Estas líneas estratégicas continúan las recomendaciones propuestas por el Consejo de Ministros de la UE en la Resolución sobre Alimentación y Cuidado Nutricional en los hospitales hecha pública en 2003, en donde se ponía de manifiesto la importancia de la desnutrición en los hospitales, así como medidas encaminadas a su prevención y tratamiento. Posteriormente en otras iniciativas como la Declaración de Praga de junio de 2009, los representantes de los Ministerios de Salud de los estados miembros de la Comunidad Económica Europea recalcaron expresamente la necesidad de sistematizar el cribado nutricional obligatorio como uno de los pasos esenciales para combatir la desnutrición en todos los niveles asistenciales
Estudio Predyces

El estudio Predyces (Prevalencia de la Desnutrición y Costes Asociados en España), recientemente publicado y representativo de la población española hospitalizada, establece una prevalencia de desnutrición (según criterios de test de cribado NRS 2002) del 23,7% que aumenta hasta el 37% cuando se refiere a las personas mayores de 70 años, afectando fundamentalmente a pacientes con enfermedades neoplásicas (35%), del sistema cardiocirculatorio (29%) y respiratorias (28%). En este estudio se pudo observar que el coste se multiplicaba por dos en los pacientes desnutridos (12.237 € vs. 6.408 €).

Fuentes:

– Prevalence and costs of malnutrition in hospitalized patients; the PREDyCES Study. Álvarez Hernández, J. Nutrición Hospitalaria. 2012.
– The burden of hospital malnutrition in Spain: methods and development of the PREDyCES Study. Planas Vila, M. Nutrición Hospitalaria. 2010.

No Hay Más Artículos