LA ÚNICA REVISTA QUE ENVEJECE CON ORGULLO* ISSN 2444-5975

Florecer en la edad adulta es posible

en PSICOLOGÍA por

 


Del mismo modo que las plantas florecen en primavera en Psicología se utiliza este término para hablar de la salud mental positiva. Martin Seligman lo relaciona con la ausencia de enfermedad o trastorno mental y, al mismo tiempo, la presencia de crecimiento personal.

Para Seligman, los factores para alcanzar el crecimiento personal son PERMA,  siglas en inglés de estos 5 factores fundamentales y que son:

  • P- Emociones positivas. Se trata de experimentar más emociones positivas que negativas mediante actividades que nos llevan a aumentarlas lo que nos hará tener más tiempo de disfrute aumentando nuestro bienestar.
  • E- Entrega, compromiso, involucramiento. Es la capacidad de involucrarnos de manera positiva en los actos del día a día. Aunque nos parezcan poco placenteros, incluso no siéndolo, si utilizamos nuestras fortalezas al realizarlos, nuestro nivel de bienestar se elevará.
  • R- Relaciones. Se refiere a realizar una conexión auténtica con los demás. Dice “los demás son el mejor antídoto contra los momentos difíciles de la vida y la forma más fiable para animarse”. Manejar las relaciones con los demás de manera constructiva nos ayudará a mantener nuestro nivel de bienestar alto.
  • M- Significado, sentido en la vida. Pertenecer a algo más grande que nosotros mismos nos llevará también al bienestar. Ser altruistas nos aportará más felicidad que comprarnos algo, por ejemplo.
  • A- Logros. Sentir que podemos alcanzar las metas que nos proponemos aumentará nuestro bienestar, es la percepción de logro. Realmente tenemos éxito cuando perseveramos, tenemos mayor determinación y no abandonamos, a veces, más decisivos que las propias capacidades.

El estudio

Pero, qué ocurre con este término de la psicología positiva, ¿se atribuye solamente a personas jóvenes?, ¿las personas mayores pueden florecer durante su envejecimiento? A estas y otras preguntas nos ofrece respuestas un reciente estudio desarrollado por el Instituto de Gerontología, de la Universidad de Putra, en Malasya. En él estudiaron una muestra de 2202 residentes malasios mayores, con el objetivo de identificar la prevalencia los y factores socio-demográficos y de salud asociados con el florecimiento de los mismos.

“La mitad de los encuestados estaban floreciendo en la vida.”

La edad media de los participantes fue de 69 años. Los resultados mostraron que el 50,1% de los encuestados estaban floreciendo en la vida, el 36,3% fueron languideciendo, el 8,4% estaba luchando, y el 5,2% se hundía en la vida. Los datos revelaron que el género, la situación laboral, el nivel de educación, tener hijos que viven, y las condiciones médicas crónicas se asocian significativamente con el florecimiento en la vida. Sin embargo, la edad, el estado civil, y la situación económica no tuvieron mucho impacto en el florecimiento.

Florecer envejecimiento

Conclusión

El presente estudio es uno de los primeros que conceptualiza y evalúa el florecer entre los adultos mayores en Malasia. Los hallazgos implican importantes contribuciones a la literatura sobre el bienestar. El florecimiento humano, como el de las flores, no es visible a corto plazo. A veces, creemos que no nos movemos cuando en realidad lo hacemos. Avanzamos discretamente y nos desplegamos como los pétalos de una flor, de manera apenas perceptible de forma inmediata pero de manera espectacular cuando observamos con la perspectiva del tiempo. Todo ello supone un gran reto por el que, sin duda, merece la pena esforzarse. Los profesionales de la salud y de asistencia social que trabajan con adultos mayores están invitados a adoptar un enfoque integral para identificar e impulsar a las personas no-florecientes hacia el acto de florecer en la vida.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.

*

Lo último de PSICOLOGÍA

Relax, Breathe & #LetGo

Como mujeres, estamos constantemente tratando de ser perfectas en absolutamente todo lo