INFORMACIÓN ACTUAL DEL ENVEJECIMIENTO * ISSN 2444-5975

7 consejos para superar el Síndrome del Nido Vacío 🐣 (TARDÍO)

en PSICOLOGÍA por

Ahora que parece que la madurez llega más tarde o que nos comprometemos más tarde, los padres, ya mayores, se enfrentan a la soledad conyugal a destiempo. Quizá cuando ya no lo esperaban. Ni siquiera anhelaban. Pero, ¿el síndrome del nido vacío es una condición psicológica real a tener en cuenta o simplemente un proceso natural de la vida? Más bien, las dos hipótesis.

Se trata de un reajuste en la estructura familiar, en el que incluso los padres tienen reinventarse como pareja

El síndrome del nido vacío es una condición psicológica experimentada por los padres cuando los niños (ya mayores sobre todo en España) salen de casa abandonando el hogar para ir a la universidad o a casarse (los más tradicionales).

Los síntomas que padecen los padres suelen ser sentimientos de tristeza, ansiedad y preocupación excesiva por el bienestar de su hijo. Algunos padres experimentan un profundo sentido de la soledad y muchos otros sienten una pérdida de propósito en la vida.

De repente, son empujados a un nuevo mundo donde pueden sentirse desubicados y mal “equipados” para hacer frente al vacío de no tener hijos para que les cuiden (ahora que vislumbran las enfermedades y la dependencia). No olvidemos que estamos hablando del síndrome tardío, pero en cualquiera de las situaciones, todos estos sentimientos son por supuesto muy naturales.

Nuestros consejos son los siguientes:

1) Recuérdese que es muy normal sentirse tristón.

Su profundo apego a su hij@ sólo indica la calidad positiva de su amor por él o ella pero también es saludable perderlos de vista (que no para siempre). Es bueno para todos.

2) Redefinámos la marcha de los hijos como un nuevo comienzo en lugar de una pérdida o un triste final.

3) Manténgase conectado a sus hijos a través de correo electrónico, mensajes de texto y redes sociales como Facebook.

El WhatsApp nos ha salvado la vida. ¿Verdad? Las mamás lo saben.

4) No dude en apoyarse en amigos y compañeros de trabajo especialmente los que también han pasado por el síndrome del nido vacío.

Los amigos son los mejores sustitutos. ¡Siempre tan comprensivos!

5) Descubra el autocuidado y haga cosas agradables (consiéntase) para usted.

Haga con su tiempo lo que tenía pendiente: volver a la universidad, salir a pasear o darle a la húmeda mientras juegan al póker.

6) No trate de acelerar su período de recuperación.

Permita que el proceso de duelo ocurra y siga su curso. No haga ningún cambio importante en su vida durante este tiempo, como vender la casa o mudarse a otra ciudad o estado. También puede considerar ir a un consejero familiar para obtener orientación y apoyo. Los psicólogos (que quieren trabajo) tienen herramientas para ayudarles.

7) Haga trabajo voluntario con una ONG.

Vivir con un propósito alarga la vida y la dota de un bienestar inigualable.

Ojalá sean útiles estos consejos y puedas aplicarlos en tu día a día. 

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará.

*

Lo último de PSICOLOGÍA