Soy Teresa Durán, Animadora Sociocultural, con letras mayúsculas, de un Centro de Mayores, trabajo todos los días… diseñando el ocio de este centro tanto para residentes como familiares.

Yo llegaba de otro mundo, el de la docencia, me licencié en Bellas Artes. Especialidad Dibujo y Pintura. Restauración de Bienes Culturales. Pintura Antigua y Contemporánea, y eso es lo que sigo haciendo, curiosamente…trabajar con obras de arte, las personas mayores, restaurando y recuperando ilusión, actividad, curiosidad, emoción, esa pátina que el tiempo borra en las personas que creen que ya no tienen nada más que conseguir.

Cuando llegué a este mundo de emociones, sentimientos y PERSONAS, no tenía mucha idea de por donde empezar, había que plantearse muchas cuestiones y permitir que la intuición, la empatía, el corazón y la creatividad guiaran, y así empecé, había que atreverse, comunicar, educar, transmitir, compartir, vivir, ilusionar…y sobre todo cambiar de piel…cómo querría yo que me trataran si fuera mayor…

Ese es mi trabajo, estimular el día a día de mayores sin y con deterioro cognitivo, haciendo partícipe a las familias, respetando su papel de cuidadores principales para que apoyen nuestro trabajo y conseguir así una buena calidad de vida para el mayor, escucharlos, entender sus nudos vitales o al menos respetarlos.

La vida de los mayores termina en una etapa pero comienza en otra, han vivido para otros generalmente, ahora toca vivir para ellos mismos, toca conectar con las novedades del exterior y promover la mayor actividad en sus vidas, comprender y respetar sus momentos para que se normalice (atenuar diríamos nosotros) el proceso de institucionalización y no se pare su vida.

Como profesionales de la Animación, debemos esforzarnos por diseñar actividades específicas para cada perfil, motivar desde la realidad de las limitaciones físicas y cognitivas, trabajar la autoestima, la dignidad y el respeto, ser humildes y parar cuando sea necesario para valorar lo importante, lo prioritario…que no es rellenar un registro o hacer una valoración, a veces lo más importante de nuestro trabajo reside en parar, VER a la PERSONA, escuchar, abrazar, coger una mano, cantar juntos una canción, reírnos…Hay que estar, desde el corazón, para que los Mayores, sientan que merece la pena…lo que quede por vivir. Son el mejor ejemplo de lo importante, el ahora…es lo único que existe.

¡Vivamos!

Teresa Durán es actualmente animadora sociocultural en Amma Coslada  (Grupo Maisons de Famille) y como veis en una foto de las que decoran su residencia, ya prometía todo lo que ahora es: dispuesta, fraternal, generosa, pizpireta, amorosa… y el alma de todas las fiestas de su Cáceres natal ?

Teresa Durán - Foto Animación Sociocultural en Residencias de Mayores

No Hay Más Artículos