Si el flamenco es un lenguaje universal y la autoestima es la danza del amor propio, Carlos Sepúlveda había encontrado la terapia idónea para empoderar a las mujeres de su barrio. ¡MAESTRO!

En otras ocasiones os hemos hablado de otros estilos de danza pero hoy vamos con lo nuestro. Ese arte por el que nos reconocen fueran de nuestras fronteras y tanto cautiva.

Carlos Sepúlveda estudió psicología pero potenció su vena artística y apostó por su afición en comunión con sus estudios académicos. Así nace, en las 3000 viviendas (Sevilla), con un gran impacto social y una técnica vivencial con la que os queremos contagiar.

No todas las andaluzas, y sobre todo las generaciones de nuestros padres y abuelos bailan flamenco pero con Carlos, muchas han decido salir de casa, ponerse los volantes y expresar todo lo que tienen. Pura energía, crecimiento personal, sensualidad con curvas y mucho por vivir. 

La Autoestima Flamenca es una herramienta para el Desarrollo Humano que utiliza la riqueza del Arte Flamenco, especialmente a través del aprendizaje creativo de su baile.

La Autoestima es un concepto muy amplio relativo al amor a sí mismo. En él se incluyen la autoaceptación, el autorrespeto, la autoconfianza, la capacidad de expresión genuina y de actuación en nuestro entorno, y el sentirse valorado por los demás, amado y amable.

El Arte Flamenco posee una enorme capacidad expresiva a nivel rítmico, musical y corporal. Su conocimiento y su práctica, con una pedagogía adecuada, aportan multitud de beneficios no sólo artísticos, sino también a nivel físico, cognitivo y emocional.

Alimentándose de diversas fuentes, la Autoestima Flamenca tiene la versatilidad suficiente como para ser un método didáctico del baile flamenco a la vez que un instrumento para el Crecimiento Personal.

Dentro de una atmósfera entrañable, utiliza tanto la técnica flamenca como dinámicas de grupo, dramatizaciones bailadas o cuentos.

Se realiza una labor previa con las ideas preconcebidas de carácter destructivo e incapacitan, llegando a ser una actividad sanadora.

En el camino de la espontaneidad, el trabajo con la Energía Flamenca contribuirá a superar la mecanicidad y los miedos, convirtiendo el flamenco en nuestro pasaporte para viajar al encuentro con nosotros/as mismos/as y con los/as demás.

Los objetivos que se persigue desde esta “flamencoterapia” son:

  • Fomentar la autoestima y autonomía de los mayores
  • Mejorar tono vital
  • Ayudar a mejor coordinación y agilidad
  • Mejorar estado general y salud integral
  • Potenciar encuentros en el grupo
  • Realizar taller

Para conocerles mejor esta es su web: autoestimaflamenca.es o si quieres ponerte en contacto con Autoestima Flamenca, escríbeles un correo a: eacarlitos@yahoo.es

¡Carlos, qué arte más grande y qué gran propósito!  ?

No Hay Más Artículos